cabeAEBM
cabecera14

Miércoles, 30 Septiembre 2020

PROPUESTA DE INFORME DE LABORATORIO EN LA BIOQUÍMICA URINARIA AUTOMATIZADA

Escrito por Macarena Díaz Giménez | Enrique Rodríguez Borja | Arturo Carratalá Calvo

Figura 1. Propuesta de informe de laboratorio para la bioquímica urinaria automatizada.
 
La dificultad de una correcta interpretación de un informe de laboratorio radica, en muchas ocasiones, en el elevado número de parámetros que presenta (analitos y cálculos asociados). Este es un hecho frecuente que sucede con la bioquímica urinaria automatizada.

Para facilitar su interpretación, en nuestro laboratorio se decidió dividir el informe de bioquímica urinaria en tres apartados atendiendo a la fisiología de la nefrona en cuanto a los procesos de filtración, reabsorción o secreción. De esta forma, se consigue una evaluación funcional estructurada.
En el apartado de la “función glomerular” se encuentran aquellas sustancias que sufren libre filtración en el glomérulo y no experimentan ni reabsorción ni secreción (o bien es despreciable). Este es el caso de la urea y la creatinina, además del cálculo del filtrado glomerular estimado (FGe) con la fórmula CKD-EPI. También se incluyen las proteínas totales que, en ausencia de patología glomerular, encontraremos en orina en muy bajas concentraciones. Por último, existen numerosas proteínas específicas para evaluar el daño a este nivel como es la albúmina, que debido a su carga y tamaño no es filtrada en condiciones normales y sólo la encontraremos en orina en casos de daño glomerular.

Atendiendo a la “función tubular proximal”, se informan aquellos analitos cuya tasa de reabsorción es máxima a nivel tubular como glucosa, ácido úrico y fosfato. Junto a estos, la 2-microglobulina aporta información más específica acerca de afectación tubular puesto que en ausencia de patología es reabsorbida en su mayor parte en esta fracción de la nefrona.

Por último, en el bloque dedicado a la “función distal” se incluyen la mayor parte de electrolitos ya que es donde fisiológicamente se sitúan numerosos transportadores activos y es la parte más susceptible a la acción del sistema endocrino. A pesar de que muchos de ellos sufren reabsorción a lo largo de toda la nefrona por distintos canales, podemos realizar un buen análisis del equilibrio electroquímico ya que son responsables de la concentración y osmolalidad final de la orina.  

Para concluir, estas agrupaciones permiten adjuntar comentarios interpretativos a cada apartado (de manera automática o no) que mejoran la calidad de la información aportada por el laboratorio y el buen uso de la misma por parte de los clínicos. Es recomendable que estos comentarios estén armonizados siempre con el fin de cumplir los requisitos de la norma ISO 15189.

BIBLIOGRAFÍA

  1.  Lamb EJ, Graham R.D. Jones. Kidney Function Tests. En: Rifai N, Horvath AR, Wittwer CT. Tietz textbook of clinical chemistry and molecular diagnostics. St. 6th edition. St. Louis, Missouri: Elsevier; 2018. 479-517.
  2. Chen TK, Knicely DH, Grams ME. Chronic Kidney Disease Diagnosis and Management: A Review. JAMA. 2019 Oct 1;322(13):1294-1304.
  3. Pineda Tenor D, Cabezas Martínez A, Ruiz Martín G. El Laboratorio Clínico 3: Análisis de las Muestras de orina. 1st edition. LABCAM (Asociación Castellano-Manchega de Análisis Clínicos); 2011.

Autores

  • Macarena Díaz Giménez

    Servicio de Bioquímica Clínica y Patología Molecular.  
    Hospital Clínico Univ. de Valencia
  • Enrique Rodríguez Borja

    Servicio de Bioquímica Clínica y Patología Molecular.  
    Hospital Clínico Univ. de Valencia
  • Arturo Carratalá Calvo

    Servicio de Bioquímica Clínica y Patología Molecular.  
    Hospital Clínico Univ. de Valencia

Deja un comentario

Por favor autentifícate como usuario para dejar un comentario.